sábado, 15 de abril de 2017

¿Nunca llevo la razón?

Cada vez me planteo de verdad si soy un monstruo.
No, no va a coña. Me refiero, hay varias personas que afirman que soy muy intransigente, cabezona y que me cuesta perdonar. Demasiado orgullo para un cuerpo tan pequeño, supongo.

La cosa es... Siempre parezco estar equivocada en todo, y ya no sé si es que todos se empeñan en llevarme la contraria o es que simplemente mi opinión resulta ser la errónea en todas las ocasiones. Sí que es cierto que a veces me empecino en cosas aunque sepa que no llevo la razón, y cuando luego las pienso mejor, me doy cuenta de que no debí ser tan testaruda y debería haber pensado mejor las palabras antes de decirlas. 

Siento como que impongo una dictadura con mis ideas, que por otra parte me parecen totalmente coherentes, aunque suelen interferir con las ideas de otros, y casi trato de imponerlas aunque ni siquiera sea un asunto que me repercuta, aunque sea por el momento (suelen ser más bien cosas que me joderían a largo plazo).

Pero... ¿Por qué tengo que ser siempre la que de el brazo a torcer? Es como estar intentando que alguien se amolde a mí y al final hacerlo totalmente al revés, me amoldo yo y no porque quiera, sino porque no me queda otra. Es "o lo tomas, o lo dejas", quedando yo como la peor persona del mundo. Estoy un poco cansada de sentirme mal conmigo misma simplemente por mantener mis ideas. 

Al final acabaré cerrando el pico con todo, y lo más probable es que explote.



No hay comentarios:

Publicar un comentario